¿ Cómo poner en marcha su piscina ?

Cómo poner en marcha su piscina

Está a punto de llegar la temporada de baño y se hace la siguiente pregunta: ¿ Cómo poner en marcha su piscina ? No se preocupe, en Makropiscinas vamos a intentar ayudarle a la puesta a punto de la misma para que pueda disfrutarla en las mejores condiciones.

En primer lugar, debemos diferenciar dos tipos de estados de la piscina, y en función de uno u otro, deberemos seguir una serie de pasos. No es lo mismo que haya mantenido su piscina durante todo el año, que no lo haya hecho en época de no baño.

Puesta en marcha si la ha mantenido todo el año con productos químicos

Si eres de los que mantiene limpia y desinfectada su piscina con productos químicos todo el año, cuando llega la temporada de baño y las temperaturas altas, debe seguir los siguientes pasos:

  1. Partimos de la base de que ha mantenido su piscina durante el invierno con invernadas y ha limpiado la suciedad con frecuencia (cestillo del skimmer, prefiltro de la bomba, lavados y enjuagues del filtro de arena, limpieza del fondo, etc), pero de repente entramos de lleno en una subida de temperaturas. El primer paso es hacer un test analítico del cloro y el pH de la piscina.
  2. Si el pH no está entre los niveles óptimos (los 7,2 y los 7,6), debemos ajustarlo y nivelarlo, automáticamente si tenemos un regulador o manualmente si no lo tenemos, ya que si el pH no está bien, el cloro no hará su efecto.
  3. Una vez hayamos nivelado el pH, el siguiente paso será hacer un tratamiento de choque de cloro rápido en grano. Deberemos de echar 50 gramos por metro cúbico a la piscina, por ejemplo, si nuestra piscina tiene 50 m3, hay que suministrarle 2,5 kilogramos esparcidos por toda la piscina, y darle depuración unas 8 horas seguidas. Importante: después de hacer este tratamiento, no es recomendable bañarse hasta que pase unos 2 o 3 días.
  4. Después del tratamiento de choque con cloro rápido, si la piscina está turbia, procederemos a hacer un tratamiento de choque con floculante. Ello provocará que toda la suciedad se vaya al fondo, y después le pasaremos nuestro limpiafondos manual o automático.
  5. El siguiente paso será limpiar el cestillo del skimmer, el prefiltro de la bomba, y hacer un lavado y enjuague al filtro de arena, y reponer el agua perdida.
  6. A continuación, le añadiremos pastillas de cloro de mantenimiento con acciones en el skimmer o dosificador flotante, la cantidad dependerá de los metros cúbicos y la temperatura del agua, y los niveles deberán estar entre 1 y 3 ppm de cloro.
  7. Por último, aumentaremos las horas de filtración que dependerán igualmente con los metros cúbicos y la temperatura del agua. A mayor metros y temperatura, más horas de depuración.

Puesta en marcha si la ha mantenido todo el año con cloración salina

Si eres de los que mantiene limpia y desinfectada su piscina con cloración salina y regulación del pH todo el año, cuando llega la temporada de baño y las temperaturas altas, debe seguir los siguientes pasos:

  1. Seguiremos los mismos pasos (1,2,3,4 y 5) que la Puesta en marcha si la ha mantenido todo el año con productos químicos.
  2. A continuación, comprobaremos si nuestro clorador salino nos indica si al agua le falta sal o no. En caso de duda o de que no nos lo indique, le haremos un test de sal para saber si la piscina tiene un déficit de la misma. Si la falta sal, le añadiremos la que le haga falta, ya que con la cloración salina creamos el cloro a través de ella. El nivel óptimo es de 5 kilogramos por metro cúbico.
  3. Una vez nivelado el nivel de sal, le daremos más horas de depuración para crear el cloro necesario. Ello dependerá de los gramos de cloro que produzca nuestro clorador a la hora, los metros cúbicos, y la temperatura. Cuantos más metros y mayor temperatura, más horas de filtración, hasta obtener los niveles de cloro entre 1 y 3 ppm.

Puesta en marcha si no ha mantenido todo el año su piscina y quiere recuperar el agua

Si eres de los que una vez llegada la temporada de no baño, y abandona su piscina, para ponerla a punto de nuevo recuperando el agua, le detallamos los pasos a seguir:

  1. El primer paso será limpiar el cestillo del skimmer, el prefiltro de la bomba, y hacer un lavado y enjuague al filtro de arena, y reponer el agua perdida.
  2. El segundo paso es hacer un test analítico del cloro y el pH de la piscina.
  3. Si el pH no está entre los niveles óptimos (los 7,2 y los 7,6), debemos ajustarlo y nivelarlo, automáticamente si tenemos un regulador o manualmente si no lo tenemos, ya que si el pH no está bien, el cloro no hará su efecto.
  4. Una vez hayamos nivelado el pH, el siguiente paso será hacer un tratamiento de choque de cloro rápido en grano. Deberemos de echar 50 gramos por metro cúbico a la piscina, por ejemplo, si nuestra piscina tiene 50 m3, hay que suministrarle 2,5 kilogramos esparcidos por toda la piscina, y darle depuración unas 8 horas seguidas. Importante: después de hacer este tratamiento, no es recomendable bañarse hasta que pase unos 2 o 3 días.
  5. Después del tratamiento de choque con cloro rápido, si la piscina está turbia, procederemos a hacer un tratamiento de choque con floculante. Ello provocará que toda la suciedad se vaya al fondo, y después le pasaremos nuestro limpiafondos manual o automático.
  6. El siguiente paso será limpiar de nuevo el cestillo del skimmer, el prefiltro de la bomba, y hacer un lavado y enjuague al filtro de arena, y reponer el agua perdida.
  7. A continuación, le añadiremos pastillas de cloro de mantenimiento con acciones en el skimmer o dosificador flotante, la cantidad dependerá de los metros cúbicos y la temperatura del agua, y los niveles deberán estar entre 1 y 3 ppm de cloro.
  8. Por último, aumentaremos las horas de filtración que dependerán igualmente de los metros cúbicos y la temperatura del agua. A mayor metros y temperatura, más horas de depuración.

Puesta en marcha si no ha mantenido todo el año su piscina y no quiere recuperar el agua

  1. El primer paso será limpiar el cestillo del skimmer, el prefiltro de la bomba, y hacer un lavado y enjuague al filtro de arena.
  2. El segundo paso será vaciar el agua de la piscina.
  3. En tercer lugar la limpiaremos con ácido clorhídrico y agua a presión.
  4. Si las juntas de los gresites se quedan vacías, lo recomendable es lechar la piscina.
  5. Si algunos gresites se desprenden, deberá pegarlos de nuevo.
  6. Lo siguiente será llenar la piscina de agua.
  7. Hacer un test analítico del cloro y el pH de la piscina.
  8. Si el pH no está entre los niveles óptimos (los 7,2 y los 7,6), debemos ajustarlo y nivelarlo, automáticamente si tenemos un regulador o manualmente si no lo tenemos, ya que si el pH no está bien, el cloro no hará su efecto.
  9. Una vez hayamos nivelado el pH, el siguiente paso será hacer un tratamiento de choque de cloro rápido en grano. Deberemos de echar 50 gramos por metro cúbico a la piscina, por ejemplo, si nuestra piscina tiene 50 m3, hay que suministrarle 2,5 kilogramos esparcidos por toda la piscina, y darle depuración unas 8 horas seguidas. Importante: después de hacer este tratamiento, no es recomendable bañarse hasta que pase unos 2 o 3 días.
  10. A continuación, le añadiremos pastillas de cloro de mantenimiento en el skimmer o dosificador flotante, la cantidad dependerá de los metros cúbicos y la temperatura del agua, y los niveles deberán estar entre 1 y 3 ppm de cloro.
  11. Por último, aumentaremos las horas de filtración que dependerán igualmente de los metros cúbicos y la temperatura del agua. A mayor metros y temperatura, más horas de depuración.

Posibles problemas

A continuación vamos a enumerar los posibles problemas con los que se puede encontrar independientemente de que haya mantenido el agua o no.

  1. El principal problema que suele ocurrir, es que uno de los equipos de la depuradora no funcione, sobretodo si no ha mantenido el agua durante todo el año.
  2. La bomba (motor) no funciona. Este caso suele darse en el caso de que no mantiene la piscina durane todo el año. Los equipos cuando se llevan un tiempo sin funcionar, suelen deteriorarse rápidamente precisamente por el poco uso. La solución es sustituirlo, la reparación suele ser igual de costosa que un equipo nuevo.
  3. El filtro de arena no limpia. La arena se suele apelmazar con el poco uso, sobretodo si utiliza agua de pozo. La solución es un cambio de arena o de vidrio.
  4. El clorador salino no clora. Los electrodos de la célula tienen una vida útil, de media, 10.000 horas. Si su clorador no realiza la electrolisis, la solución es limpiarlos o poner unos electrodos nuevos.
  5. La piscina tiene una fuga. En este caso hay que revisar tanto el vaso, las tuberías como el sistema de depuración.

Seguir estos consejos puntuales, garantiza poder disfrutar de una segura, cristalina y refrescante piscina donde poder dar las ansiadas zambullidas después del invierno. ¡Feliz chapuzón!

Si aún tienes alguna duda al respecto, no dude en contactar con nosotros a través de nuestro número de atención al cliente 955 26 42 00móvil y whastsapp 651 52 88 08, o con el formulario de contacto que encontrará más abajo. También puede visitar nuestra tienda ubicada en la Avenida del Barrerillo nº 9 Local 1A (detrás del Megaocio), Bormujos (Sevilla).

 

Entradas relacionadas

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?