¿Cómo detectar una fuga en su piscina?

¿Sospechas que tu piscina puede tener una fuga de agua? En Makropiscinas vamos a intentar ayudarte saber cómo detectar una fuga en su piscina y te daremos algunos consejos sobre cómo repararla.

¿Cómo detectar si tienes una fuga en la piscina?

Por lo general, una piscina puede perder de 2 a 3 cm de agua a la semana debido a causas climatológicas (evaporación), del uso o del propio sistema de filtrado. Pero si la perdida es mayor, y sobre todo, constante, el sentido común nos dice que tienes una fuga.

Diferentes tipos de fugas en una piscina

Existen varios tipos de fugas en una piscina. En función del tipo de fuga que tengas, deberás actuar de un modo u otro.

  • Grietas o fisuras: Las grietas son aberturas o quebraduras largas y estrechas que aparecen en el material en el que esté construido el vaso de la piscina. Debido al paso del tiempo y a los movimientos por el empuje del agua y de la tierra exterior se forman estas fisuras en la estructura del vaso.
  • Daños hidráulicos: son los que se han producido en el circuito de filtración y bombeo, de llenado y vaciado de la piscina. Son las fugas más comunes (representan alrededor del 80%). Para detectarlas es necesario realizar pruebas de presión, sección por sección, o no rellenar de agua la piscina hasta ver dónde se queda el agua y ello nos indique que toma del circuito es la que pierde.

Para determinar de dónde procede la fuga te recomendamos:

Revisa con atención todo el equipo. Si tienes la mínima sospecha de que existe una fuga, lo primero es observar el filtro, la bomba, tuberías, válvulas…para ello enciende la depuradora.

Hay tres posibles situaciones:

  • Si observas que se pierde agua con la depuradora encendida, entonces es posible que sea un problema de alguna de las piezas del circuito de impulsión como tuberías, juntas…
  • En el caso que se pierda menos agua con la depuradora encendida, es un problema del sistema de extracción (skimmers, sumideros…) esto también puede comprobarse analizando la presión del filtro y los niveles de la bomba.
  • Un tercer caso con el que te puedes encontrar es que se pierda la misma cantidad de agua con la depuradora encendida que apagada, en ese caso, lo más probable es que sea una grieta o fisura en la estructura del vaso.

¿Cómo reparar los distintos tipos de fugas?

  • Fugas en el revestimiento o vaso de la piscina. Si encuentra una pequeña fisura es posible arreglarlo con un kit de reparación especial. Incluso bajo el agua, así ahorra el agua de tener que vaciar la piscina. Si la fisura es muy grande, es mejor reemplazar todo el revestimiento deteriorado y colocar un nuevo revestimiento con morteros especiales.
  • Fugas en las conexiones de la bomba de filtración. Si las conexiones están deterioradas, simplemente con comprar otras nuevas conexiones y efectuar el cambio. Es un trabajo sencillo que cualquiera que entienda de bricolaje o fontanería podría hacerlo sin la ayuda de un profesional.
  • Fugas en las boquillas, tanto de estanqueidad como de las conexiones. Si el problema proviene de las boquillas es posible reemplazarlas.
  • Fugas en la instalación hidráulica de las tuberías de pvc entre piscina y filtración. Este tipo de escape es el más delicado de todos, porque es difícil tener acceso a las tuberías enterradas. Afortunadamente, existen las técnicas de reparación que permitan para solucionar las filtraciones desde dentro. También hay productos especiales para poder sellar la fuga si es muy pequeña. En cambio si la fuga es demasiado grande a veces es inevitable a cavar zangas o abrir por la cara externa de la piscina, esto hace que obligadamente haya que dañar todo el contorno de la piscina donde tengamos que abrir el agujero en el punto donde esta detectada la fuga.

Posts Relacionados

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?